Clonación de tarjetas y robo de datos bancarios


Este fin de semana un amigo me pidió ayuda porque al consultar la cuenta de su banco, detectó que tenía varias operaciones realizadas en el extranjero pendientes de cargo en su tarjeta, que aseguraba no haber realizado. 

Tras revisarlo varias veces, parecía claro que se trataba de un fraude con tarjetas. O bien le habían clonado la banda de la tarjeta o había sido victima de un robo de datos bancarios a través de internet. 

Cada vez es mas frecuente escuchar historias como esta. Viajamos más, compramos más por internet y somos habitualmente muy descuidados con donde y a quien dejamos nuestras tarjetas. 

A pesar todas las medidas de seguridad que desarrollan las entidades financieras, las técnicas de clonación de tarjetas y robo de datos bancarios, van por delante de los sistemas de seguridad que nuestros bancos van implantando. Por eso es conveniente que además de seguir ciertas recomendaciones de seguridad, conozcas que tienes que hacer si te clonan la tarjeta o eres víctima de un robo de datos bancarios. Sigue leyendo y te cuento.


El principal problema para evitar ser victima de un fraude con tarjeta, es que este puede ocurrir delante de tus narices sin que te des ni cuenta, ya sea en un pago físico o a través de internet. 

Todos los años los bancos reciben ficheros facilitados por la policía o Visa y MasterCard, que contienen datos de tarjetas que han sido robados. Muchas veces quien realiza el robo de datos, simplemente lo hace para revenderlo en el mercado negro a otros delincuentes. Por eso a veces desde que se produce el robo de datos bancarios hasta que ocurre el fraude, pasan muchos meses, por lo que es muy difícil detectar la causa.

Fuente: Global security report, TrustWave

De hecho pagos en el extranjero son los principales sospechosos en el robo de datos. No es la primera vez que las entidades financieras dan de baja en bloque una remesa entera de tarjetas que ha sido utilizadas aunque sea una sola vez en pagos en un determinado país o tipo de establecimiento por riesgo de fraude. Imagínate el coste que representa cambiar todos esos plásticos. 

Por eso se ha implantado el sistema EMV. Si te has fijado la mayoría de tarjetas que se emiten llevan incorporado el famoso chip y firma mediante PIN, que protege del uso fraudulento y dificulta el uso de la tarjeta clonada. También las entidades financieras se esfuerzan por reforzar la seguridad en los cajeros automáticos, pero aun así el fraude ocurre.

¿Qué hacer si te clonan las tarjetas o eres victima de un fraude?

Lo primero ponte en contacto lo antes posible con tu servicio de atención al cliente o bloquea tu tarjeta a través de la banca electrónica cuanto antes, para evitar cargos o que se efectúen más operaciones con tus datos si el fraude bancario ya se ha producido.

Independientemente de la cuantía es muy importante realizar la denuncia a la policía por pequeño que te parezca el importe del fraude. Sin la denuncia no vas a poder reclamar contra los seguros o ir contra la entidad si no se hace responsable. Y puede permitir detectar y detener redes delictivas, que se dedican a la clonación de tarjetas y robo de datos bancarios.

El siguiente paso es acudir a tu oficina y presentar una reclamación por cargos indebidos no autorizados. Para lo cual es preferible adjuntar la denuncia a la policía.

La propia entidad puede gestionarte la retrocesión de los cargos, que muchas veces es asumida por el propio banco o los emisores de las tarjetas Visa y MasterCard, simplemente por una cuestión de imagen de marca. Para que te hagas una idea, los bancos españoles perdieron la friolera de 198 millones de euros en 2011 según un estudio de FICO, donde España lidera el ranking de fraudes con tarjetas.


La otra posibilidad para recuperar la pérdida económica es reclamar al seguro. La mayoría de tarjetas cuentan con una póliza colectiva ante uso fraudulento. Y por otro lado algunos seguros de hogar ofrecen coberturas y garantáis ampliadas que pueden cubrir algunos fraudes con tarjeta.

Si por el contrario tu banco no asumiese el fraude, es recomendable iniciar el proceso de reclamación contra el banco. Existen numerosas sentencias que avalan al cliente, al considerar responsables del robo o fraude a las entidades emisoras de los plásticos.

Pero como en cualquier otra, el mejor remedio es la prevención. Para evitar fraudes por clonación de tarjeta y robo de datos bancarios, nunca pierdas de vista tu tarjeta en los pagos en cualquier establecimiento. Solemos ser muy confiados y en ocasiones dejamos manipular nuestra tarjeta detrás de un mostrador o en una trastienda al realizar los pagos en tpv. Y bastan unos segundos para descargar los datos de la banda magnética de la tarjeta en un dispositivo (16 dígitos, nombre, caducidad y CVV).

Fíjate muy bien en los cajeros automáticos y desconfía de cualquier dispositivo que te resulte extraño. Evita dejar tus tarjetas a la vista de personas extrañas o tu cartera descuidada. La simple fotografía de las dos caras de la tarjeta es suficiente para poder hacerte cargos en tu cuenta.

En los pagos por internet, usa tarjetas prepago o tarjetas virtuales, para evitar facilitar los datos de tu tarjeta original. Y ten mucho cuidado de donde pagas si viajas al extranjero para evitar la clonación de las tarjetas

También te puede interesar:

2 comentarios:

  1. ¿Quién compraría una solución definitiva al problema de clonación de tarjetas?
    ¿Bancos?
    ¿Compañias de seguros?
    ¿Una compañia de Software?
    ¿A quién le interesa realmente que esto se acabe?
    Ahora, suponiendo que yo tenga la soluciòn definitiva... ¿En cuanto debería vender la solución definitiva?

    Esperaré pacientemente una respuesta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisol.

      Yo creo que ninguno de los que has dicho son el cliente final de una solución al fraude con tarjetas. Los realmente interesados son fundamentalmente las empresas emisoras de los plásticos. Visa, Mastarcard, AMEX...

      Y por supuesto yo creo que a los propios usuarios tambien les interesaría tener una garantía 100% de que no va a ser víctima de un fraude.

      Como en cualquier mal que afecta a un gran número de personas, una solución definitiva contra el fraude con tarjetas y la clonación, sería tan buen negocio como un fármaco de éxito contra el cáncer.

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.