Los Planes de previsión asegurados (PPA) y el interés técnico

Llega el final del ejercicio fiscal y al igual que llega el turrón a nuestros hogares por navidad, a los bancos y cajas lo hacen las ofertas de planes de pensiones y a las aseguradoras los planes de previsión asegurado (PPA).
Con objeto de ajustar la factura fiscal en el IRPF del próximo ejercicio y a fin de constituir un capital como complemento de la jubilación, mucha gente se pregunta cuál es la mejor opción a elegir entre tanta oferta.

Hoy quiero intentar aclarar algunos conceptos sobre los PPA que suelen generar mucha confusión. Aunque es cierto que los planes de previsión asegurados (PPA en adelante) y los planes de pensiones tienen idénticas ventajas y tratamiento fiscal, hay una serie de diferencias relevantes que no son comparables. Veamos cuales.
Antes de nada hay que saber qué tipo de producto es un PPA. Lejos de lo que mucha gente pueda pensar, un PPA es un seguro de ahorro vida. Si, lo que has leído es correcto, cuando contratas un PPA contratas un seguro. El Real Decreto 27/2003 modificaba el artículo 50 del IRPF, y en él se especificaba que requisitos y condiciones debía cumplir un seguro de ahorro vida para que su fiscalidad se asimilase al tratamiento de un plan de pensiones.
Uno de estos requisitos, es que este tipo de seguros debe de ofrecer obligatoriamente una garantía de interés y utilizar técnicas actuariales. Es en este punto en el que suele existir una gran confusión y dudas por parte del ahorrador que intenta comprar rendimientos entre planes de pensiones y planes de previsión asegurados. El problema es que la rentabilidad de un plan de pensiones no tiene nada que ver con el rendimiento de un PPA. ¿Por qué?
El rendimiento de un PPA esta compuesto por un interés técnico máximo y garantizado para toda la vida del producto. Dicha garantía tiene las mismas limitaciones que las establecidas para un seguro de vida. Que se calcula, ATENCIÓN: “como el 60% de la media aritmética ponderada de los tres últimos años de los tipos de interés medios del último trimestre de cada ejercicio de los empréstitos materializados en Bonos y Obligaciones del Estado a cinco o mas años. La ponderación a efectuar será de un 50% para el dato del último año, un 30% para el segundo y un 20% para el tercero de la serie”. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), publica anualmente el tipo de interés máximo aplicable.

De modo que el interés técnico es un dato trascendental en los seguros de ahorro vida como el PPA y que permite obtener el valor actual de las prestaciones prometidas. Como definición el interés técnico es el tanto de interés que se toma como representante de las ganancias y rendimientos esperados de la inversión que lleva a cabo la entidad aseguradora con los fondos recibidos de las pólizas (aportaciones al PPA). Dicho parámetro es de difícil estimación y además tiene una estructura completamente diferente a la de una operación netamente financiera como podría ser la de un plan de pensiones.
Otro inconveniente es que dicho interés técnico es bruto. Es decir, no están descontados los gastos y costes de gestión y administración. Por lo que no es posible comprar un 2,5% de un plan de pensiones garantizado con un 2,5% de interés técnico garantizado de un plan de previsión.
Además del interés técnico, en los PPA cabe la posibilidad de incrementar el rendimiento mediante la participación en beneficios generados por la rentabilidad real generada por la inversión de las provisiones matemáticas (lo que queda de las primas pagadas descontados los gastos del asegurador que lo gestiona). Te pueden primar un 10% en participación de beneficios, que si las comisiones son altas, un 10% de nada será nada.


En resumidas cuentas un PPA es un sistema de ahorro privado para la jubilación altamente complejo y poco trasparente. Mucho cuidado con esas simulaciones que reflejan rendimientos asegurados de 5% o el 6% a 15 o 20 años, porque uno puede llevarse sorpresas desagradables. Insisto en el hecho de que un plan de pensiones con una garantía de rentabilidad 3% TAE a una serie de años no se puede comprar con un 4% de rendimiento medio de un PPA. Puede que el plan de pensiones sea mucho más rentable.
En todo caso hay que intentar siempre estar asesorados por profesionales éticos y que sean trasparentes. Si trascurrido cierto tiempo uno no ve los resultados esperados siempre es posible cambiar de asesor o aseguradora. Añadir que los Planes de previsión asegurados pueden ser traspasados a planes de pensiones y viceversa.

También te puede interesar:



1 comentario:

  1. Hola
    Tengo una duda entre un plan de pensiones y un PPA.
    Mi inversión sería muy pequeña unos 2000 euros anuales.En este momento ya no puedo deducirme casi nada por la hipoteca y si además de una deducción fiscal ,aumento ligeramente mi futura jubilación (Me quedarían 23 ó 25 años oficialmente)
    Gracias de antemano
    José A.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.