LA CRISIS NUCLEAR EN JAPÓN INUNDA DE MIEDO LOS MERCADOS

Después de un -10,55% de caída, la bolsa japonesa repuntaba esta madrugada más de un 5%. Lejos de indicar el final del desastre en Japón, la preocupación por la situación en los reactores 3 y 4 de la central de Fukushima ha ido en aumento a lo largo del día. Los mercados se han teñido de rojo a medida que ha ido creciendo el temor por una posible catástrofe nuclear en Japón. En España el Ibex35 ha marcado un feo cierre de mercado en mínimos, con una caída del -2,30% en 10.090,60 puntos. Cierre por encima de los 10.060 puntos, nivel en el que la mayoría de analistas técnicos cifraba el siguiente soporte a vigilar.
                El índice VIX de volatilidad se ha disparado hasta los 30,15 puntos. El miedo ha irrumpido en el mercado y como siempre llegan las dudas. Los expertos valoran en una proporción de 1 a 3, la posibilidad de que no sea posible resolver los daños en los reactores de Fukushima y ocurra una catástrofe nuclear en Japón de gran magnitud. De materializarse este escenario podrían verse caídas muy abultadas en las bolsas fruto de ventas de pánico. Tal es la trascendencia, que el BCE se replantearía la subida de tipos prevista par abril en caso de ocurrir lo peor.
                Las próximas jornadas serán decisivas en los mercados para determinar el rumbo  de los mismos. Tan pronto se conozcan nuevas noticias sobre los reactores, podría desatarse el pánico si la información no es positiva. Una información que por otro lado está siendo bastante opaca y no permite saber con exactitud si los reactores están o no bajo control.
                ¿Qué hacer con nuestras inversiones? Nos encontramos una vez más en la encrucijada del vender o mantener. En el momento actual, toda la atención está centrada en la crisis nuclear. Las crisis mundial, las crisis de deuda, los danos del terremoto y tsunami en Japón (que por cierto se calcula que han causado 200.000 millones de dólares de pérdidas) han quedado en un segundo plano. Hay que pensar que las probabilidades de caos nuclear son altas. Por lo que a priori lo sensato sería vender y pasar todas las inversiones cancelables a liquidez. Las consecuencias son imprevisibles, más aun cuando el mercado americano ya sufre mal de altura por las subidas desde agosto de 2010. Pensar en 9.800 como nivel previsible de caída para el Ibex35 se quedaría corto.
                Por otro lado esta la postura del inversor que esta fuera del mercado, “viendo los toros detrás de la barrera”. ¿Es buen momento para comprar? El pasado nos da la respuesta. Si vemos la evolución de los mercados tras la caída de Lehman Brothers, el crack del 9 de marzo, las crisis de deuda del año 2010, tenemos ejemplos de cómo tras esos hundimientos las bolsas volvieron a subir. De modo que aunque todos los analistas comiencen a recomendar estar fuera del mercado hasta que la situación se aclare, por la teoría de la opinión contraría y en mi opinión, habría que aprovechar para tomar posiciones en los grandes valores. Dicho de otra forma “a rio revuelto ganancia de pescadores”  que dice el refrán.
                La psicología de los inversores, juega un papel muy importante en estas ocasiones y las emociones que las acompañan no dejan pensar con claridad. De modo que sangre fría, intuición y un poco de suerte. Como poco el ibex35 habrá que esperarlo en el 9.925 y en el 9.400 si el escenario más negativo se cumple. Eso por lo menos son niveles de 16,40€ para Telefónica, 7,30€ para BSCH, 5,50€ para Iberdrola y 20,25€ para Repsol.

                >>>Quien quiera seguir el Nikkei225 en directo: Nikkei.com
                >>>Tambien te puede interesar leer sobre: Índice VIX de volatilidad

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.