-->

lunes, 12 de febrero de 2018

Widgets

3 Razones por las que tienes más posibilidades de trabajar si tienes un buen máster

trabajar-con-master-especializado

El mercado laboral exige cada día una mejor preparación. No basta con tener estudios universitarios y un buen currículum académico, en el ámbito de los recursos humanos se valoran también otros aspectos relacionados con la educación, como haber cursado un máster o un postgrado de especialización. Y no olvidemos los idiomas, otra herramienta fundamental para optar a numerosos empleos y conseguir una posición destacada frente al resto de candidatos.

La formación no solo ayuda a abrirse puertas en el mercado del trabajo; también es un factor clave en otras cuestiones laborales, como el sueldo o las posibilidades de promoción interna dentro de las empresas. Los alumnos de la Universidad Internacional de Valencia, que imparte másteres online, tanto propios como universitarios y grados online, reconocen el valor y el fruto de estas enseñanzas. Muchos de ellos han tenido mejores oportunidades en sus primeros empleos gracias a la formación postuniversitaria.

Sueldos más altos

Tener un MBA sí cuenta en materia de salarios. Aunque algunas empresas anteponen la experiencia, lo cierto que existe una diferencia salarial superior al 40% entre los empleados con formación básica y los que tienen un postrado o un máster. Según datos del grupo ICSA en colaboración con la Salle Campus BCN, los jóvenes con postgrado pueden llegar a cobrar una media de 25.000 euros brutos al año, mientras que los trabajadores menos especializados no superan los 18.000 €.

En los trabajadores de mayor edad, la brecha salarial es todavía más grande. Una persona mayor de 50 años, con algún máster y una dilatada experiencia laboral, puede llegar a cobrar unos 99.000 euros brutos anuales, dependiendo de la empresa y de su grado de responsabilidad dentro de ella. Los empleados de la misma edad pero con un nivel de estudios inferior, no suelen superar los 38.000 euros anuales.

El estudio de ISCA aporta otro dato relevante: una persona con algún máster que empiece a trabajar con 24 años y se jubile a los 65, podría obtener 2,8 millones de euros brutos de salario a lo largo de toda su trayectoria profesional.

Especialización y menor tasa de paro

La especialización es un elemento clave a la hora de acceder a un empleo. Las empresas son cada día más exigentes; solicitan perfiles muy concretos y específicos que requieren una formación exclusiva. Esta formación se puede adquirir a través de un máster, lo que añade puntos favorables en el currículum de un hipotético candidato.

La especialización, por tanto, se valora. Otro dato significativo avala estos argumentos: el índice de paro entre los profesionales con un máster es un 20% inferior que en los colectivos menos preparados.

Posibilidades de promoción interna

A menudo asociamos los estudiantes de másteres con jóvenes recién licenciados que buscan posicionarse con ventaja a la hora de conseguir su primer empleo. También es un recurso muy valioso para personas en paro. Pero la formación especializada a través de MBA o postgrados no es exclusiva de un alumnado joven. Este tipo de estudios resulta muy adecuado para afrontar una promoción interna y acceder a un puesto de trabajo con mayor responsabilidad y mejor remunerado. 

También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.