-->

miércoles, 4 de octubre de 2017

Widgets

Descubre los secretos de los neobancos que amenazan a la banca comercial tradicional


neobanco

Hay mucha gente descontenta con su banco, pero muy pocos actúan. Nos quejamos mucho y no hacemos nada para cambiar las cosas. Tal vez por desconocimiento o simplemente por miedo a lo nuevo. Pero hay otras opciones ahí fuera, que están llegando con las fintech

A los bancos comerciales tradicionales hoy día, se les llena mucho la boca diciendo que han puesto al cliente en el centro de su modelo de negocio. Cuando lo único que de verdad les importa es vender y vender todo que puedan a quien puedan. Muy a pesar de toda la regulación que está sufriendo el sector, lo único que se preguntan es ¿qué podemos hacer para ganar más dinero? 

Hace poco te dejaba en el aire la pregunta de cuál sería tu banco ideal si pudieses elegir las características que te harían decantarte por una opción u otra. Las conclusiones son que a nadie le gusta pagar comisiones por servicios básicos, una mayor simplicidad en los procesos, menos letra pequeña y ventas interesadas, pero por último y no menos importante, tener una amplia oferta y poder contratar desde un mismo banco productos y servicios financieros de varios proveedores. 

Para la banca comercial tradicional, esto es un deseo imposible de cumplir, que va en contra de su propia naturaleza de negocio. Pero para un neobanco por el contrario, es la esencia con la que nacen.
Imagínate un servicio bancario impersonal que puedes contratar desde el móvil y que te sirve como plataforma para ir construyendo desde lo más básico a lo más avanzado, todo un árbol financiero de productos y servicios. Todo ello con independencia, sencillez y sin comisiones. Sueña bien ¿no? Si tuvieses la opción ¿dejarías de trabajar con los bancos tradicionales?

Nos quejamos mucho de la banca comercial por su falta de ética e independencia. Pero a la hora de la verdad, somos muy miedosos con el dinero. Y miramos mucho donde dejamos el poco o mucho dinero que tenemos y con qué tarjeta hacemos nuestras compras y a quién damos nuestros datos financieros. Luego a pesar de todo, la marca del banco a muchos de nosotros nos pesa. 

El valor de la marca es para muchos una garantía de confianza. Y ese es la mayor barrera que tienen que superar los neobancos para extenderse, ganar la confianza del usuario y competir con la banca tradicional. 

No obstante, creo que al igual que ocurrió en sus inicios con el comercio electrónico, poco a poco los neobancos irán ganando terreno y usuarios. 

Inicialmente, un neobanco nace con un público objetivo definido por un rango de edad de entre 18-40 años, un público joven, los millennials. Pero en realidad hay cabida para todo aquel que quiere dejar su banco de siempre, si es que puede y cambiarse a una estructura más dinámica y abierta. 

Esta iniciativa y el desarrollo de neobancos, como una rama específica de las fintech, ya se ha implantado con éxito. Aunque su ritmo de expansión está siendo bastante lento. 

Una de las críticas fundamentales que suele hacerse a un neobanco, es que nacen de la mano o con el respaldo de algún banco tradicional. O que cuando son proyectos independientes, se ven obligados a colaborar con la banca tradicional para desarrollar su modelo de negocio y se ven abocados a caer en manos de alguna entidad que les compre. 

En España Imaginbank de Caixabank o Atom de BBVA, serían un ejemplo de neobanco ligado a un banco comercial tradicional, que crea una solución específica para un nicho de mercado concreto desde dentro de un gran banco.

Por otro lado, en España ha empezado a operar otro neobanco con ADN alemán, que recientemente ha obtenido licencia bancaria propia, pero que depende y está respaldado por el banco alemán, Wirecard bank. También sin comisiones en cajeros. Se trata de N26 o number 26.

Hay un  proyecto de una startup que ha desarrollado un neobanco cien por cien español y que ha captado mi atención. Se trata de BNEXT

tarjeta-bnext

Aún está en sus primeras etapas, pero tienen un plan de negocio que parece prometedor, con una oferta de servicio atractiva. Hace muy poco han sacado sus primeras tarjetas, que permitirán a sus clientes, sacar 3 veces al mes dinero gratis en cualquier cajero en España y el extranjero con un límite de 500€ mensual. 

La tarjeta no tiene coste, la cuenta no tiene comisiones ni de mantenimiento ni por transferencias y sirve como plataforma para contratar productos o servicios de otros proveedores. Para más detalle te dejo su tabla de tarifas. 


comisiones-bnext

La idea es buena y reúne gran parte de lo que desearía de mi banco ideal. No es sólo un agregador de productos financieros, sino que permite contratar bajo un esquema de arquitectura abierta productos y servicios financieros de otros proveedores. Sin costes adicionales. Ellos se autodenominan un marketplace de productos financieros. 

Supongo que con el tiempo tendrán que ir evolucionando. Todavía tienen muy poquitos clientes e imagino que irán puliendo la idea poco a poco. 

Para que fuesen un poco perfectos, como neobanco tendrían que tener detalles como poder hacer transferencias OMF en el día, como han incorporado ING Direct y Self Bank. Envío de dinero por Bizum a través de chat o WhatsApp. Y que además de Marketplace, fuese comparador de productos, con reseñas y opiniones de experiencias de clientes. Como ocurre en Booking con los hoteles. Eso ayudaría a decidir. Es una forma de informarse y sustituir el asesoramiento financiero, a través del conocimiento y la experiencia colectiva. 

Si son listos y quieren sobrevivir como modelo de negocio, deberían ser capaces de ganar dinero con lo que hacen. Y si lo más básico que ofrecen  es hacer pagos con su tarjeta, tendrían que crear un mercado online desde el que los usuarios pudiesen hacer sus compras por internet y llevarse algunas comisiones de afiliación, sin que suponga un sobre coste al usuario. 

Quizá es mucho pedir. Pero para que un neobanco pueda ser una alternativa sostenible a la banca tradicional, tiene que tener un modelo rentable, sin que eso implique un sobrecoste para los clientes. Sabiendo todas estas ventajas ¿tú te harías cliente de un neobanco como BNEXT o N26? ¿Seguirás con tu banco de siempre?

También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.