-->

lunes, 4 de abril de 2016

Widgets

Los secretos del nuevo modelo de asesoramiento financiero al descubierto




asesoraiento-financiero

Hace poco leía en prensa que ING Direct se metía de lleno en asesoramiento financiero y de inversiones de sus clientes con My money coach, una nueva plataforma de asesoramiento digital. 

Comentándolo con un conocido que trabaja en el sector financiero, decía que al final esto era consecuencia de los bajos tipos de interés y que para sobrevivir a largo plazo como negocio, entidades como ING Direct no eran sostenibles compitiendo sólo por precio y sin cobrar comisiones a sus clientes. Y que meterse ahora en el asesoramiento financiero, era un viraje hacia el modelo de negocio de la banca tradicional. Pero yo no lo veo así.

Mas bien al contrario, creo es el punto de inflexión en el que la banca tradicional va a poner en juego su supervivencia a medio y largo plazo, si no es capaz de adaptarse al nuevo modelo de asesoramiento financiero que vendrá en muy poco tiempo con el desarrollo e implantación de la tecnología en las finanzas.

De hecho creo que la noticia es tremendamente relevante y que se produce en un momento en que la banca tradicional comienza a anunciar nuevos cierres de oficinas y reducciones de plantilla, como consecuencia de la digitalización del negocio bancario. 

El sector financiero está cambiando a pasos agigantados. Y estos son los secretos que esconde el nuevo modelo de asesoramiento financiero que será cotidiano en el futuro próximo. 

La clave del cambio radica en el cambio cultural de las nuevas generaciones y de los avances de la tecnología. 

Un gran porcentaje de las generaciones millenials y generaión Z, realiza prácticamente la totalidad de sus transacciones financieras a través de dispositivos móviles o a distancia. Y la gran mayoría no ve gran utilidad en acudir a la sucursal.

Y cuando un gran porcentaje de estos jóvenes piensa que no necesita un banco para nada, es que hay algo que los bancos no están haciendo bien o que no están entendiendo sobre las necesidades del cliente del futuro. 

Por eso muchos empleados de banca perderán sus puestos de trabajo en el futuro próximo. Cada vez hay menos tráfico y transacciones en oficina. De modo que se reducen las oportunidades de venta cruzada y se hace necesario incorporar nuevos medios de comercialización a distancia que además reduzcan los tiempos y los papeleos. 

La única salida de muchos de esos trabajadores que se consideran intocables, es la especialización. En un entorno cambiante e hiper regulado como es el de la banca, sólo cabe aportar valor mediante conocimientos técnicos, como los que se precisan para el asesoramiento financiero profesional. Pero eso no será suficiente. Ya que después de todo, la figura del asesor financiero, es una de las profesiones con más probabilidades de ser sustituidas por un robot. 

Ya han comenzado implantarse en España empresas de asesoramiento automático, como FeelCapital o Indexa Capital. 

Y muchas entidades online, incorporan entre sus utilidades y herramientas aplicaciones de control de gastos o gestión de finanzas personales, que ayudan a fijar objetivos de ahorro y cumplirlos, como hace Conic de Bankinter. 

Por tanto hay una cosa clara en relación con el asesoramiento financiero del futuro y es que si el cliente no va a ir a buscar al asesor, el asesor debe tener nuevas formas de comunicación con el cliente o desplazarse para visitar al cliente. 

Además, a los bancos les ha surgido mucha competencia por parte de empresas tecnológicas no financieras, que prestan servicios específicos de pago o gestión de patrimonio. 

Todo esto hace pensar que el asesoramiento financiero que está por llegar, será mucho más abierto e independiente. Donde los bancos serán la plataforma base, pero donde el cliente podrá confeccionar su panel de productos a medida, cogiendo productos y servicios de distintos proveedores. En una especie de arquitectura abierta global. 

Desaparecerá el mito del cliente fidelizado, para dar paso a un cliente multibanco que conectará todos sus productos y servicios mediante aplicaciones de gestión de finanzas como Fintonic, una vez se pierda el miedo a facilitar las claves bancarias de las distintas posiciones. Dando paso a alianzas entre bancos y tecnológicas, que compartirán sus herramientas con varias entidades. 

Nuevas formas de relación con el banco, que dará paso a nuevas formas de contratación a distancia. Será necesario implementar métodos de firma más seguros. Quizá mediante huella dactilar, procesos más transparentes y con menos papeleo. Nuevas formas de comunicación instantánea con los proveedores de servicios financieros, donde la oficina física perderá protagonismo y su función principal, especialmente como espacio de relación con el cliente. 

El asesoramiento financiero automático no relegará a la figura del asesor, pues en muchos aspectos como el tributario, la gestión de emociones y el acompañamiento en la toma de decisiones, será necesario el factor humano. 

Es posible que muy pronto el papel moneda y el dinero de plástico, será sustituido por otros medios de pago, donde la piedra angular de las operaciones financieras, será un teléfono móvil o dispositivo inteligente. 

¿Cómo crees tú que será el nuevo modelo de asesoramiento financiero del futuro? ¿Cómo te gustaría que fuesen los bancos de la próxima década? ¿Crees que desaparecerá la banca física?

También te puede inteersar:

8 comentarios :

  1. yo utilizo varios bancos y tengo varias cuentas, nunca he utilizado aplicaciones como fintonic y me parecen totalmente innecesarias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, sin embargo cuando trabajas con varios bancos y tienes tus ahorros muy repartidos en mucho productos, valoras mucho la visión global que te puede dar el reporte agregado de una aplicación como Fintonic o Unience.

      El problema como siempre es que tienes que facilitar las claves de todos tus bancos, para que la aplicación actualice la información.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Es triste pero la tecnología va quitar mucho trabajo.
    Haber después de q vive la gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      La tecnología tiene su lado bueno y su lado malo. Facilita las funciones de los actuales puestos de trabajo, reduce los costes de otros tantos que se suprimen, pero también crea empleo.

      El problema del balance tecnológico, es que destruye, más puestos de trabajo de los que crea. Y eso también va a ocurrir en el sector financiero.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Mucha tecnología y los bancos cada vez peor, he leido que bbva puede cerrar 2800 oficinas de 4000 que tiene por internet y la digitalización.

    Y mientras la Bolsa en 8300 y bajando, menudos analistos con los fondos de inversiones que aconsejaban, menuda burbuja jajaja.

    ResponderEliminar
  4. todas estas puñeteras revoluciones solo estan del lado del gran capital que cada dia gana mas,todo el on-line de los cojones cuando tengas un problema llamas a un 902,(lo pagas como no)y te desgañitas con la persona/robot que este al otro lado,como el trato personal en una sucursal,no hay nada,y digo yo porque nadie,les dice a estas mega corporaciones bancarias,que les metan un impuesto por cada puesto de trabajo que ocupe una maquina??...quizas no sobrarian tantas sucursales,pero por desgracia esto no hay quien lo pare

    ResponderEliminar
  5. Los bancos se están actualizando gracias a la existencia de Bitcoin que ha provocado que los bancoa se vean como obsoletos. Bitcoin es el futuro y por mucho que corran los bancos Bitcoin y las empresas basadas en Bitcoin van 10 años por delante de ellos. Cuando ya se pagaba con el móvil con Bitcoin los bancos no habían sacado todavía ni las tarjetas contacless...

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.