-->

lunes, 18 de abril de 2016

Widgets

¿Cómo abrir un bar de tapas de éxito?


bar-de-tapas


Uno de los negocios que han sabido sobrevivir y renovarse con la crisis, son los bares de tapas. De hecho es una de las primeras opciones de negocio de muchos emprendedores en España.

Pero no es fácil tener éxito con un bar de tapas. Aunque es cierto que se aprecia un auge en el sector, con un gran número de aperturas de nuevos bares en muchas ciudades, también ha habido muchos cierres

Al principio de la crisis se pusieron de moda los bares de tapas low cost, que tuvieron muy buena acogida. Fue un modelo que encajó muy bien con la situación. La gente podía seguir socializando y alternando en los bares pero por menos dinero. 

Por el contrario los bares de copas, han sufrido un bajón terrible. Y ha sido curioso ver algunos casos de locales, que han cambiado por completo y se han pasado a las tapas dejando de lado el negocio de la noche. 

Como ocurre en todos los negocios, a veces hay que saber adaptarse e introducir los cambios oportunos para evitar que una falta de visión te lleve al cierre. Por eso la cuestión sobre la que quiero reflexionar es ¿cómo montar un bar de tapas para que tenga éxito? ¿Sigue siendo un buen modelo de negocio? ¿Han cambiado los gustos de la gente?

Cualquiera que salga con frecuencia los fines de semana en su ciudad, podrá corroborar que la noche ha bajado muchísimo. Salvo las grandes ciudades, los viernes la cosa esta muerta y toda la marcha se concentra en el sábado. Pero con muchos menos bares de copas en las zonas de fiesta. 

Lo que sí que aguanta esa rutina de ir a tomar unas cañas y tapas, para reunirse con los amigos o si me apuras la copa de primera hora de la noche. Y luego nada. Por eso muchos negocios de hostelería han dado un giro radical a su local y se han reconvertido a bares de tapas. Haciendo zona con otros nuevos, que se han ido abriendo alrededor. 

Como decía al principio, hace siete u ocho años, los bares de tapas low cost con pinchos de batalla, ganaron muchos adeptos. Se podía salir sin dejarte mucho dinero. Aunque luego en los bares de copas no había casi nadie.   

Los hábitos cambiaron con la economía. Y aunque el ambiente de muchas ciudades es difícil que se vuelva a recuperar, sí que es cierto, que ahora se nota cierta alegría a la hora de salir. 

Cualquier día que haga un poco de solecito, las calles de bares de tapas están a tope. Será porque va bajando el desempleo o porque hay más optimismo, pero parece que hay más gente en las calles. Algunos hosteleros que siempre se estaban quejando, reconocen con la boca pequeña, que las recaudaciones están subiendo. Y eso que no para de crecer la competencia. Cada negocio tradicional que echa el cierre y deja local libre cerca de la zona de tapas, se reforma para abrir un nuevo bar

Es la opción de mucha gente que está en paro. Los bares se ven como un negocio fácil. Y la gente cree que es sencillo subirse al éxito de los bares de tapas. Pero nada de eso. 

Lo primero es un negocio muy esclavo. Hay que echar un montón de horas. Después vienen otras muchas cosas que son la base de cualquier bar de éxito. Como por ejemplo la ubicación. Lo mejor que te puede pasar es ponerte al lado de otros bares que funcionan. Porque al final la gente va de rondas y terminan entrando en el tuyo porque estas en la ruta o simplemente porque los otros están llenos y en el tuyo hay sitio. 

Pero para que la gente quiera volver a tu bar de tapas, tiene que tener una experiencia positiva. No sólo en la tapa y la cerveza que toma, sino también en el trato. Pocos negocios como este, dependen tanto de la mano que tengas con el trato de la gente. Tener don de gentes, empatía y saber enganchar a la gente es fundamental para que se sientan a gusto y quieran volver. Hay quien incluso gracias a la tecnología y las redes sociales, se esfuerza por crear comunidad, crear eventos y fomentar el boca a boca.


Respecto a la tapa, intenta no ser como los demás. Puedes tener tu carta básica de bravas, calamares, croquetas, etc. Pero te diría que en caso que te orientes a una cocina de tapas tradicionales, te especialices en algo que te diferencie. Y que la gente te termine conociendo por tu producto de bandera. Hay miles de ejemplos en muchas ciudades. El del champiñón a la plancha, el de los bacaladitos, el de las tostas de solomillo, etc. Lo que sea. Algo que haga que cuando la gente piense en comer esa tapa, sólo le venga a la cabeza tu bar de tapas

Y con el tema de las tapas de bajo coste cuidado. Si no tienes una rotación de tapas, promociones y ofertas, la gente se termina cansando. Y en el momento en que el público se puede permitir tapear por otros sitios, tu bar se queda desierto. 

Algo estará cambiando, cuando he visto bares de tapas de este perfil, que le han dado una vuelta por completo a su carta de tapas y ofreciendo algo un poco más elaborado han subido los precios. E incluso han renovado su imagen, invirtiendo dinero en una pequeña remodelación. Ahora se llevan mucho los bares en blanco o en madera y con mucha iluminación. 

En relación con el producto está el tema del personal. Lo primero metete en la cabeza que no puedes abrir un bar de tapas sin tener ni idea de cocina. Y si contratas a gente, ten cuidado a quien metes, porque de eso en gran parte va a depender el éxito de tu bar. 

Hay que echarle horas, pero evita no sobredimensionar la plantilla o de otro modo los costes no te van a dejar levantar cabeza. Y si la gente cobra tarde y mal, se crea un mal ambiente en tus empleados, que se trasmite a los clientes. 

Un bar de pichos de éxito, es esfuerzo, personalidad, ubicación, buen género y adaptabilidad. 

¿Conoces algún bar de tapas que funcione en tu ciudad? ¿Qué crees que tiene para que les vaya tan bien? ¿Acabas de abrir tu bar? Cuéntame tu experiencia. 

También te puede interesar:

7 comentarios :

  1. Dimelo a mi q tengo dos locales de copas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, pues entonces no hace falta que te diga nada porque ya lo sabes.

      Hace un tiempo podías abrir de jueves a sabado y merecía la pena. Pero ahora lo que suele ocurrir, es que todo se concentra en el sabado. Y en algunos sitios si me apuras, todo se concentra en unas pocas horas a partir de las 2, porque es cuando se pone bien y se hace caja. Y así es difícil aguantar con un bar.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Antes repartías 1/3 para ti de lo q facturadas.
    Ahora el 2015 me quedo libre menos de 1/5 parte,te suben impuestos, renta,proveedores, seguros,bares las copas a tres euros.
    Y tú si bajas no te queda marjen y si las subes no tienes clientes.
    Menos mal q no vivo de ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para la mayoría el negocio de la noche ha caído y mucho. Y los que libran, son por modas y gustos de la gente que popularizan un sitio por el boca a boca. Y así como viene el éxito, llega una época en la que se va. Y sin saber como, deja de entrar la gente que iba antes.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. a ver si se anima el creador del blog y pone un articulo de cuanto cuesta mantener un local de tapas,comidas,o de lo que quieras,que la gente se cree que esto es llegar y besar el santo,hoy dia en cualquier negocio con local fisico te frien entre impuestos y requisitos,por eso esta frito el gobierno por crear emprendedores,perdon lo que antes era un puñetero autonomo/esclavo de toda la vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede hacer dinero con un bar, pero desde luego hay que trabajar mucho y la administración te sangra por todas partes. Licencias, impuestos sobre el tabaco, el juego, cotizaciones de autónomos, inspecciones de trabajo, de sanidad, IVA, etc.

      Al final uno se tiene que centrar en lo que sabe hacer bien y dejar estas cosas a un asesor para que no te minen mentalmente. La clave del éxito de un negocio tradicional está en la forma de hacer las cosas y el cariño que se ponga. Y no hay más.

      Un saludo y ánimo a todos los hosteleros y restauradores.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.