¿Cómo piensan los ricos? Descubre si tienes la mentalidad para ser uno de ellos

¿Alguna vez te has preguntando cual es el secreto del éxito de los millonarios? ¿Crees que pensar de forma diferente les ha ayudado a ser ricos? ¿Piensas que con la mentalidad adecuada puedes convertirte en un millonario?

Aunque pueda sonar a cuento de hadas, los secretos de las mentes millonarias que dominan el juego del dinero, se esconden en su forma de pensar. Te voy a describir los tres patrones que definen los tres tipos de mentalidad que puedes tener sobre el dinero y tu suerte en la vida. Al final me cuentas con cual te identificas. Y quien sabe. A lo mejor tienes la mentalidad adecuada para ser una persona adinerada.

Los pobres tienen una formula en su cabeza para hacerse ricos, que define su mentalidad y que explica, por qué están donde están.

Lo primero que piensan es que la responsabilidad de que los ciudadanos puedan vivir mejor, es del gobierno. Y cuando las cosas no van a su favor, culpan a los políticos. Los pobres ansían un cambio de gobierno, porque piensan que eso hará que las cosas vayan mejor y que sus problemas se solucionarán. 

Las personas con mentalidad pobre, piensan que es el gobierno, el que debe garantizar las pensiones y preocuparse de que los ciudadanos puedan vivir bien y jubilarse dignamente. Pero no creen que ellos tengan que cambiar nada, ni asumen ninguna responsabilidad.

El segundo pilar se su esquema mental, es la familia. Las personas pobres piensan que la familia debe garantizar el sustento de los miembros. Y que cuantos más sean, más posibilidades de supervivencia tienen. Los padres desean que sus descendientes se casen bien, para que puedan vivir tranquilos en su vejez y los hijos les mantengan.

Si a alguien de la familia le va bien, asumen, que esa persona debe ayudar o hacerse cargo del resto de miembros. Esto es así, porque se les ha enseñado a pensar así desde pequeños.

El tercer elemento de la forma de pensar de un pobre, es dar por hecho, que la única forma que tienen para cambiar su vida y vivir mejor, es tener un golpe de suerte. Y se confían en el azar. Aunque las probabilidades están en su contra, el pobre es el principal jugador de loterías y juegos de azar. La esperanza y el sueño del y si yo fuera rico, les condena a tirar su escaso dinero en primitivas, quinielas, cupones y loterías.

En resumen, el pobre cree que es el país y no él, quien tiene que cambiar. Con otro gobierno le irán mejor las cosas. La familia y quien mejor le vaya, es quien le debe mantener. Y sueña con ganar un día un premio gordo, con el que poder comprarse la casa, le coche y hacer los viajes con los que fantasea. A muchos se les pasa la vida con esa pensando así y nunca nada cambia. Triste ¿verdad?

¿Cómo piensa la clase media?

La clase media tiene otra fórmula para labrarse un buen futuro y tratar de vivir mejor. A los hijos de la clase media se les inculca desde pequeñitos que tienen que estudiar mucho y sacar buenas notas. Ir a buenos colegios y universidades de prestigio. Y si así lo hacen, van a poder conseguir un buen trabajo. Un trabajo seguro. Serán funcionarios con una plaza fija para toda la vida o conseguirán puesto bien pagado en una gran empresa.

Y como van a tener buenos trabajos con buenos sueldos, los padres de la clase media a sus hijos, les enseñan que tienen que ahorrar parte de ese dinero. Para que puedan vivir tranquilos en el presente y tener una buena jubilación.

La mentalidad de la clase media, es mejor que la de los pobres. Sin lugar a dudas. Y estarás de acuerdo conmigo en que hay que estudiar y formarse. Ya sabes el dicho, si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia. Y a ver qué tal te va. El problema es que el sistema de enseñanza falla. Y lo hace estrepitosamente en casi todos los países.

Te equipas de formación académica. De conocimientos. Tal vez te enseñan una profesión. Pero dedicarás un montón de tiempo a aprender cosas que no usarás nunca en tu vida. Y no nos cuentan nada de una de las cosas más importantes en la vida. La educación financiera. Una gran carencia.  ¿No enseñan a ser pobres?

Nadie nos enseña a ser emprendedor. A cómo poder ganarte la vida montando un negocio o una empresa. A cómo hacer para que el dinero trabaje para ti. A crear puestos de trabajo y hacer que otras personas para ti. A crear progreso. Aprender cómo pagar menos impuestos.

Esta carencia ocurre porque creemos que todo lo que tenemos que saber en la vida es lo que nos han enseñado en nuestra vida académica desde la escuela hasta la universidad. ¿Realmente existe ese trabajo seguro con el que soñamos?

Tenemos que entender que cuando las cosas van mal, los negocios van mal y mucha gente tiene que perder su trabajo. Forma parte de los ciclos económicos. Es algo natural y es inevitable. Pensar que tu puesto de trabajo es seguro, incluso aunque te hagas sindicalista para proteger tu silla egoístamente, no tienes nada garantizado.

Otro de los grandes problemas de la clase media, es que aprenden que hay que ahorrar. Pero olvidan una cosa. Si tu ahorras 20.000€ y los dejas 10 años en la cuenta a la pequeña tasa de interés que te pague el banco seguirás manteniendo tus 20.000€, pero habrás perdido un 30% del poder de compra por efecto de la inflación en ese periodo de tiempo. Los precios crecen más y más rápido. Haciendo esto, ni estás más seguro, ni aseguras tu futuro.

Al final, la gran mayoría de las personas pasa su vida en algún punto entre la mentalidad de la clase pobre y la clase media. Y no consigue progresar ni vivir mejor. Cuando viene una crisis económica mundial como en la que podemos estar inmersos ahora, los pobres se hacen más pobres y muchas personas de clase media, se vuelven también pobres.

Porque los trabajos seguros no existen. Lo que es seguro, es que, si las cosas se ponen feas y las empresas pierden dinero, perderán su trabajo. Y cuando pierden su trabajo, en lugar de arriesgar y salir a buscar dinero a otra parte, la clase media se queda esperando a que aparezca otro trabajo seguro. Pero ese trabajo no llega. Y empiezan a gastarse los ahorros. Y cuando ya no hay ahorros, echan la culpa al gobierno. Y para cuando quieren darse cuenta, ya forman parte de los pobres.

En tercer lugar, está la mentalidad de los ricos. En tiempos de crisis los ricos suelen hacerse más ricos. ¿Por qué? Veamos si tienes mentalidad de millonarios.

En una familia de dinero que procede de actividades legales fruto del esfuerzo y del trabajo de varias generaciones, lo primero que tienen claro desde bien pequeños, es que tienen que ser dueños de su propio negocio.

¿Y qué hacen con el dinero que ganan con sus negocios los ricos? La clase media lo ahorra, las personas que piensan como los ricos, invierten el dinero que genera con su actividad.

Ahora bien, aquí hay que hacer una matización. Hay gente que piensa que, por tener una tienda o un pequeño despacho, es dueño de un negocio. Si tienes que estar para que el negocio funcione, no eres dueño de un negocio. Un verdadero dueño de negocio, gana dinero cuando no esta presente. Incluso gana dinero mientras duerme. Porque otros trabajan para él. Y los ricos tiene que gestionan, sí. Pero dedica su tiempo a otras cosas. Y esa es en realidad su verdadera riqueza. Están con sus familias, dedican tiempo a las cosas que les hacen felices, a formarse y al desarrollo de otros negocios.

Las personas que tienen negocios, suelen tener mejor olfato y criterio a la hora de elegir los negocios de terceros en los que invierten su dinero. La clase media, sin embargo, recibe consejos de inversión para mover sus ahorros, de personas que como ellos, están tratando de conseguir una vida mejor, pero tampoco son ricos. Si superan como, ya lo serían. Y no lo son. Están ahí, trabajando duramente en sus empleos bien pagados, que creen seguros.

En resumidas cuentas ¿Cómo piensan los ricos? Tendrás la mentalidad para ser uno de ellos, si buscas ideas de negocio rentables y convences a otros para que pongan recursos en él (tiempo de trabajo o capital) y así tú obtener un beneficio. Cuéntame ¿Tienes mentalidad de millonario? O ¿eres un pobre o clase media con aspiraciones y sueños?

27 comentarios:

  1. Hacia tiempo q no leía una entrada tan buena ,la marque en favoritos para el futuro
    También depende de la edad,yo con 45 años ya no pienso en negocios, ahora en invertir y ganar dinero mientas duermo.
    No se en que categoría meterme,pero en la de pobre creo q no.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José.

      Lo tuyo está claro, trabajo seguro ya tienes, que eres funcionario. Y además estás ahí para dar el salto con tus inversiones y emprendimientos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Patética entrada. Se nota que la persona encargada de escribirla conoce a pocos pobres y no muchos más ricos (incluso menos). Con respecto a José Fernández, con 45 años, funcionario y con ahorros, si te ves viejo para negocios, cuando te quedan 30 años buenos, no te vas a hacer millonario, salvo que vivas como un pobre hasta que lo consigas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento que te hayas sentido identificado. Aquí se toleran todas las opiniones y no hay razón para perder las formas ni faltar al respeto.

      Eliminar
    2. Es difícil sentirse identificado con semejante despropósito de clasificación. También resulta chocante que una persona que utiliza términos como "mentalidad de pobre" y "andaluciar" (esta última se lleva la palma. Inventarse una palabra que ofende a un 25% de la población de España) hable de faltas de respeto.

      Eliminar
    3. Veo que nunca has leído nada de Robert Kiyosaki, que es quien establece estas clasificaciones a las que me refiero.

      Respecto a la ofensa al 25% de la población que refieres. Los subsidios, las ayudas, el PER etc... es el método de la subsidiodependencia gracias a la cual el PSOE ha podido mantenerse en el poder durante 41 años en Andalucía. Limitando el desarrollo de la región y empobreciendo a miles de personas. Que es el mismo sistema que el gobierno actual con el apoyo de Podemos, quiere instaurar en el resto de España para perpetuarse en el poder. En detrimento del bienestar de los ciudadanos. cada uno tiene su punto de vista. Yo expreso el mío. Sin más.

      Eliminar
    4. La verdad es que no he leído al Sr. Kiyosaki, y después de leer su biografía en Wikipedia no tengo intención. Con respecto a poner una clasificación de otro, no soy experto en el tema, pero entiendo que hay que citarlo como fuente para evitar que se considere plagio, ¿no?.

      Eliminar
  3. Pues mira ,llevo con negocio 20 años,y te digo que casi nadie se hace rico con negocios.
    Casi nadie,te sacas un sueldo y poco más,solo pagas impuestos y sueldos.
    Y con los años y yo que he estado,trabajando para otro,para mi y funcionario me quedo sin dudarlo con funcionario, vives sin dolores de cabeza,de 8 a 15.Todos los findes libres, festivos, vacaciones en verano.
    No lo cambio por nada.
    Me jubilo a los 58 años, si crees a 13 años de jubilación me voy a poner ahora con un negocio a empeñarse estaría loco.
    Lo puedo entender con 30 años ,xq tienes tiempo a recuperar si te va mal,pero de 45 para arriba ya no lo hay,y menos con familia.
    Y dices 30 años,pues no me veo con 70 años trabajando y pagando créditos prefiero vivir tranquilo y vivir a mi ritmo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto José. Si todos los negocios fueran bien nadie trabajaría por cuenta propia. Varias cosas se pueden extraer de tus afirmaciones.

      1- Tú negocio da poco dinero. En caso contrario hubieras pedido la excedencia y te dedicarías a él de forma exclusiva (o a él y otros más).
      2- El riesgo es inherente en los negocios, igual que en las inversiones, con la diferencia de que el negocio lo manejas tú y las inversiones otros. digo por lo que afirmas de a 13 años de la jubilación empeñarte. Es así. Conozco unos cuantos ricos que se han hecho de la nada o casi nada. Todos han arriesgado todo su patrimonio presente y futuro varias veces. Esto, si la clasificación de la entrada se pudiera aplicar (que es aberrante, por cierto), te enquistaría en la clase media.
      3- No te gusta tu trabajo. En caso contrario no mencionarías con tanto énfasis tu tiempo libre y lo poco que te queda para jubilarte (dicho esto, salvo que seas policía, militar, trabajo muy físico o algo en lo que arriesgues tu vida, me parece increíble que tal como está España alguien se pueda jubilar con 58 años).

      No lo tomes a mal, por favor. Yo es que conozco unos cuantos millonarios y tienen el emprendimiento en sus venas. Ninguno piensa en jubilarse.

      Saludos.

      Eliminar
    2. No me parece mal,pero hay q ser realista,con la q esta pasando muntar un negocio es de valientes y el q lo haga no creo q piense en hacerse millonario, con sacarse un sueldo ya estaría bien.
      Los millonarios no piensan en jubilación pero deciden su tiempo como emplearlo y eso vale mucho.
      Saludos

      Eliminar
    3. Hola José, cada uno conoce sus circunstancias y sus razones. Tú al menos lo intentas. Y haces algo que la mayoría no suele hacer. Que es salir de tu zona de confort y te arriesgas. La mayoría en tu lugar, seguiría de funcionario y punto.

      De todas formas, no todos los negocios te hacen rico. Pero sí te proporcionan un complemento. Y te permite crear puestos de trabajo y contribuir al desarrollo económico.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Los millonarios no se jubilan y les apasiona su trabajo en parte porque otros muchos desarrollan y llevan a cabo su idea. En este sentido el artículo es, acertado en general e invita a reflexión
    En cuanto a la mentalidad de funcionario es lo mejor supongo que así es en este país con una tasa de emprendimiento bajisima bien por factores culturales bien por trabas gubernamentales o falta de oportunidades. Sin duda para hacerse rico desarrollando un proyecto hace falta altura de miras, convencimiento y riesgo. Pero como bien decían los Yankees en los 80, lo difícil es el primer millón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea es esa. Dejar de soñar con imposibles, sin mover un dedo o esperando que ocurra un milagro. Somos nosotros los que tenemos que cambiar de mentalidad si queremos vivir mejor o alcanzar esa ansiada riqueza por muchos. No esperar a que otros cambien las cosas para que podamos conseguir nuestros sueños. Las cosas no funcionan así.

      No se nos enseña a emprender en España. Es así. La gente que estudia empresariales o ADE en España, no sabe ni por donde empezar para montar un negocio. Me parece una locura que la universidad no sea capaz de sembrar esa semilla de emprendimiento en la mentalidad de los jóvenes y sólo les enfoque a las multinacionales, un empleo seguro o sacar una plaza de funcionario. Es triste. Y es el reflejo de la sociedad, que explica lo que tenemos en el gobierno. Que sólo persigue aborregar a la ciudadanía y hacerles dependientes de un subsidio o una ayuda.

      Eliminar
  5. Hay muchas trabas por la administración y te inflan a impuestos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos proscritos Jose, animo con el proyecto. A veces aguantar es recompensado.

      Eliminar
  6. España es un país de envidiosos. Intenta crear algo y tú propia gente pondrá la zancadilla.

    Unos son aspirantes a funcionarios y otros tantos están a cobrar subsidios y ayudas. Y a surfer la ola. No dan pa más. Por eso tenemos lo que tenemos en el gobierno. Es el reflejo de la decadencia de la sociedad. No tenemos solución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Athos.

      Eso es. Los políticos están consiguiendo andaluciar todo el país haciéndoles creer que la única opción que tienen es que el gobierno les proporcione una renta básica o un subsidio permanente, que se pague con el dinero y el esfuerzo de otros. Y esa es una mentalidad muy pobre. Tenemos que salir de ahí. No podemos abandonarnos y dejarnos llevar por la deriva.

      Eliminar
  7. José, si descartas las cotizaciones a la Seguridad Social como impuestos (que en cierta medida lo son, pero tal como están las jubilaciones, entre ellas la tuya a los 58 años, a ver quien coño las baja, si no llega ni con las que hay) y el IVA (que no es superior a la UE, al contrario, ya que el tipo del 10 y del 4 se aplican a demasiadas cosas, como la hostelería), los impuestos los pagas por el beneficio que obtienes y, tanto en IRPF como en Sociedades, está en línea con el resto de países entre comillas desarrollados.

    ResponderEliminar
  8. si pagar impuestos esta bien si esta bien utilizado, pero luego ves 23 ministerio, políticos como hormigas, págonas por no hacer nada y no tener estudios,las pagas por votos,los chiringuitos etc etc.
    Pues lo siento yo prefiero vivir lo mejor q pueda,pagar lo mínimo y el q venga detrás q arree.
    No queda bien pero es lo que siento,llevo 20 años pagando y pagando con mis negocios y sigo pagando.
    Mi plaza de funcionario nadie me la regalo.
    Llega un momento q la solidaridad se te acaba.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos una administración que sólo pone trabas. Y que cree que en el momento en el que eres administrador de una pyme o gestionas un pequeño negocio, te pueden sangrar hasta llevarte a la ruina u obligarte a cerrar por ser empresario. No entiendo porque no copiamos a aquellos países que rebajan la presión fiscal. Está demostrado que se recauda más fomentando el emprendimiento y bajando impuestos y no haciendo todo lo contrario.

      Ahí tienes a Banco Santander, declarando las mayores pérdidas de su historia dotando a provisiones por lo que viene encima. Explícame como vas a recaudar más de una empresa que da pérdidas aunque subas el impuesto de sociedades. La caída de ingresos de la administración va a ser brutal, con las zancadillas a la actividad económica y al consumo. La que se nos viene encima en 2021 asusta.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Lo pagarán los ricos (nótese la ironía)... Está claro que aquí van a perder todos (sector privado y Estado), y que todos tienen que aportar y ceder. Ahora, si el Estado se empeña en no renunciar a nada y sólo en subir impuestos y/o en crear otros nuevos, no hace falta ser vidente para saber que caerá (todavía más) el consumo, cerrarán empresas, que habiendo visto muy mermados sus ingresos y con la consiguiente subida de impuestos y de costes ya no se podrán sostener y subirá el paro y la pobreza. Es de cajón. Si lo que quieren es un sector privado débil, lo tendrán, pero a ver quien paga la fiesta cuando se acabe el dinero de la gente. ¿Los ricos? ¿De verdad alguien se cree que el que tenga los medios para poderse ir a otra legislación se va a quedar de brazos cruzados esperando? ¿Europa? ¿Cuándo ya costó sudor y lágrimas que nos den ayudas y para eso una buena parte condicionadas a reformas?

      Eliminar
  9. Un artículo genial. A menudo la gente espera que otros le solucionen sus problemas, o que venga un golpe de suerte para que les vaya un poco mejor. Nadie se toma la molestia de aprender sobre inversiones, leer al respecto, investigar, etc. Claro que los políticos tienen la culpa de muchas cosas, y que la suerte influye mucho más de lo que nos imaginamos para bien y para mal (que se lo digan a los que montaron un negocio un par de meses antes de que llegara el dichoso virus), pero somos una sociedad que, en la mayor parte de los casos, no quiere ni oír hablar de responsabilidad individual, de qué es lo que ellos pueden hacer para intentar cambiar su suerte, al margen de que haya cosas que no puedan controlar. Y lo increíble del asunto es que eso se aprende en la vida, no en ninguna escuela (algunos nunca llegan a aprenderlo). Genial post, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alberto. Muchas gracias por tus comentarios. Me alegro de que te guste el artículo.

      Si hay algo cierto en la actuación de nuestros políticos, es que algo están haciendo mal para que seamos uno de los países con peor proyección económica. Mientras otros se recuperan y actúan con medidas que impulsan, nosotros nos quedamos atrás. Y a pesar del individualismo y el egoísmo personal que demuestran muchos ciudadanos, cada vez somos mas rebaño. Y de alguna manera nos hacen creer que somos libres estando dentro de un establo donde nos ordeñan y nos controlan a cambio de una paguita para comer. Realmente si somos hábiles en algo, es en criar ciudadanos desmotivados y sin iniciativa.

      A lo mejor la cruda realidad les abra los ojos a alguno. Porque no hay peor ciego que el que no quiere ver.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Eso es porque no se enseña ningún tipo de educación financiera en el sistema educativo,, sino la historia sería diferente. Recuerdo que una vez alguien lo propusiera y salieran los políticos de turno a quejarse de que eso era una aberración. Y es que después nos venderán que defienden la educación y mil milongas más, pero esto viene a demostrar que un pueblo ignorante es un pueblo servil y sumiso. Tampoco se trata de que los chavales salgan todos economistas, ni mucho menos, pero si de que entiendan los conceptos básicos tipo inflación, saber calcular el coste de una hipoteca... En fin, cosas útiles en el mundo real. Pero bueno, aquí aprendemos a base de bofetadas. Es triste pero es así. Por mucho que la DGT se gastó millonadas en campañas para concienciar a la gente de no beber antes de conducir y esas cosas, hasta que no se tiene un golpe serio o una sanción importante, mucha gente do aprende, y con esto será igual. Aún me acuerdo de lo de "el ladrillo siempre sube..."

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso Alberto, igual es así porque hay a quienes le sigue interesando que la gente sea un poco analfabeta en ciertas materias y siga aprendiendo a base de tortazos y tropiezos. Por eso intentamos despertar desde aquí cierto pensamiento crítico y dar algo de luz sobre estas cuestiones.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Hola, enhorabuena por el artículo. Creo que tengo muy poca mentalidad de rico...quizás porque pertenezco a una de las generaciones más preparadas pero más golpeadas por las crisis: terminamos los estudios universitarios en plena crisis financiera de 2008-2012, cuando ´´parece`` que habíamos conseguido trabajos más o menos estables, viene la crisis post-pandemia covid-19.
    Creo que cumplo la definición de clase media al dedillo y ahí estoy, intentando conseguir una plaza fija para toda la vida. Y, viendo la ´´suerte`` que está teniendo la gente de mi generación, creo que soy una afortunada por haber podido entrar en la administración muy joven y cobrar todos los meses un sueldo. Tener el respaldo de una plaza fija en la administración creo que podría animarme, en un futuro, a lanzarme a otras opciones laborales. La idea de negocio quizás me la pueda plantear más adelante, con ahorros y una vida más encaminada. Muy recomendable un artículo publicado ayer en El País ´´Es el momento de opositar``, disponible en: https://elpais.com/economia/2020-08-28/es-el-momento-de-opositar.html

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias a ti por leer y comentar.

      No hay nada de malo en ser funcionario y tener un trabajo seguro. Si realmente existiese eso, probablemente yo también lo querría. Creo que el Estado se equivoca al ampliar de forma general el personal del funcionariado. Más gasto público en sueldos no es la solución a la crisis, salvo que sean realmente una necesidad. Como cualquier empresa privada, la administración debería modernizarse y apoyarse en la tecnología para reducir costes.

      Al menos mantienes cierta aspiración empresarial para en un futuro tratar de montar algo. Me parece perfectamente razonable querer esperar a tener la vida un poco mas encarrilada. Pero no te despistes, que los años vuelan y los sueños se rompen.

      Se puede vivir muy feliz y satisfecho si uno no necesita demasiado para vivir. Todo depende de como se mire. No es mas rico quien mas tiene...

      Un saludo y mucho ánimo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.