Predicciones de cara a las elecciones de Estados Unidos en 2020


El 2020 será un año de acción política en Estados Unidos. Habrá convenciones de demócratas y republicanos entre el 13 y el 16 de junio, para al final acudir a la carrera electoral que terminará por elegir al próximo ocupante de la Oficina Oval. Un hombre o mujer que dirigirá el destino de uno de los países más importantes del mundo e influyentes en las decisiones que marcan tendencia en la economía del planeta entero.

El escenario indica que el primer semestre del 2020 será en el que se vayan perfilando las opciones internas y veremos, probablemente cómo más de uno usará situaciones del pasado de los otros para desprestigiar o ganar más seguidores. Serán, por tanto, momentos de tensión política.
La pregunta es obligada, ¿quiénes son los candidatos con más posibilidades de ganar? La contienda no será fácil de acuerdo con las encuestas, aunque la de la CNN da a Donald Trump como virtual ganador. En el lado demócrata, Elizabeth Warren, una abogada experta en quiebra, profesora universitaria y actual senadora por el estado de Massachusetts, destronó al exvicepresidente Joe Biden y dejó en el tercer puesto a Bernie Sanders, un progresista que ha estado intentando sembrar esperanzas de cambio en el sistema

En el lado republicano, obviamente, la opción principal es el mencionado Trump. Siendo su primer mandato se espera la reelección. Le sigue en la carrera Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos y un posible aspirante a la Casa Blanca. Detrás está John Kasich, actual gobernador del estado de Ohio y antiguo miembro de la Cámara de Representantes del país americano.

Hasta aquí nada fuera de lo normal, pero entonces: ¿dónde hay que jugársela? Resulta que las cuotas de política de Betfair son reveladoras. Aunque es natural que un presidente en funciones encabece la lista para su reelección, en el caso de Trump no era de esperarse esta reacción por la forma en que ha abordado los asuntos internacionales de mayor importancia. En cualquier caso, el todavía presidente encabeza las apuestas, aunque por el momento es pronto para decir que los números se vayan a mantener.

Si la política se midiera por estos indicadores, el resto de aspirantes republicanos no deben de estar muy contentos, pues retar a Trump podría ser una mala jugada. Al menos, hasta ahora, aventaja por 16 puntos a su competidor interno más cercano y esto convierte a Trump en el ganador más probable de la Convención Republicana.

El mismo disgusto debe haber en las filas demócratas. Si por las apuestas se deja llevar, la rival principal del actual presidente de los Estados Unidos, Elizabeth Warren tendrá un largo y complejo camino, en el que seguro, deberá mantener el control ante los ataques, para tratar de desalojar al a Trump de la Casa Blanca.

El  2020 será un año de intensidad electoral, de discursos encendidos, de ofertas y, sobre todo, de dudas ante el papel internacional que jugará Estados Unidos. El de la confrontación, liderado por Trump, parece el más probable a tenor de los sondeos, como el que recoge eldiario.es, que indican que Trump tiene el viento a favor. 


1 comentario:

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.