Cómo tributan los dividendos a partir de 2017


como-tributan-dividendos-2017

La tributación de los dividendos en 2017 cambia. Te interesa saber cómo te afecta, para tomar mejor tus decisiones de inversión en bolsa. Especialmente si eres uno de esos caza dividendos, que tiene una cartera de acciones con alta retribución para el accionista, con el objetivo de ir cobrando una rentas periódicas. 

A lo largo de los últimos años desde el inicio de la crisis, muchas empresas han realizado un gran número de ampliaciones de capital encubiertas y con cargo a reservas, vía pago de dividendos. Diluyendo de este modo el peso relativo de cada accionista, en función de la decisión tomada. 

Hasta el 1 de enero de 2017, la tributación de los dividendos, dependía de cuál de las tres opciones elegías, en lo que se conoce como script dividend o dividendo flexible. 

Como primera opción, podías no hacer nada y dejar que a fecha de vencimiento, expirasen tus derechos de suscripción preferente y se canjeasen gratuitamente por nuevas acciones. Vendiéndose el pico de derechos en el último día. En este caso, hasta que no vendías las acciones no se tributaba. 

Otra posibilidad, era solicitar el cobro de los dividendos en efectivo, a un importe fijo por acción conocido. Lo que generaba una retención, que actualmente oscila entre el 19-23% dependiendo del importe cobrado. Esta opción era interesante, porque los primeros 1.500€ de dividendos por titular, estaban exentos en la declaración de la renta. Con lo cual, podías conseguir que te devolviesen lo retenido. 

La tercera opción era ir al mercado y vender los derechos de suscripción preferente. Los cuales en función de la cotización a lo largo del periodo del dividendo flexible, te permitían obtener una cantidad en efectivo mayor o menor respecto al importe fijo del dividendo con retención. 

Donde lo interesante era la tributación del dividendo de esta forma. Pues la venta de los derechos no estaba considerada como ganancia patrimonial. Ya que sólo se declaraba por ellos, si se vendían las acciones que los habían generado, restándose del precio de compra inicial. Y en ese momento era cuando se tributaba. 

Claro, a lo largo de los años, mucha gente no vendía las acciones originales y se perdía la cuenta de los derechos vendidos a los que no se les aplicaba ninguna retención y casi nunca se declaraban. Y era prácticamente imposible que ni tú ni Hacienda llevaseis el control. A veces había picaresca, pero muchas se hacían mal sin mala fe. 

Estas tres posibilidades, especialmente si eres un inversor de largo plazo, podían darte mucho juego. Pero ahora las reglas de tributación son otras.

fiscalidad-dividendos-2017

¿Qué es lo que cambia en la fiscalidad de los dividendos en 2017?

Si el anterior sistema quizá resultaba algo complejo, la novedad es muy sencilla de entender. Ahora ninguna de las modalidades de cobro de dividendo, lo que incluye al script dividend, se escaparán del pago a Hacienda. Eso sí que se entiende ¿verdad?

Tanto si cobras el dividendo fijo, como si vendes los derechos de las acciones, el intermediario financiero está obligado a practicarte retención. La única salvedad, es que podrías vender los derechos a un precio más alto del dividendo fijo.  

En el caso de que adquieras nuevas acciones gratuitas en el script dividend de una empresa cotizada, la fiscalidad del dividendo quedará aplazada hasta que vendas las nuevas acciones. Que podrá ser ganancia o pérdida en función del coste inicial y su canje en cada momento. Ya que sea como fuere, lo que hacen es promediar a la baja tu precio inicial de compra, pues las nuevas que recibes son gratuitas. 

Como ves, la nueva fiscalidad de los dividendos en 2017, no deja resquicio alguno a escaparse de hacienda. Quizá de este modo, parezca más atractivo reinvertir siempre los dividendos en nuevas acciones, pues a la larga está demostrado que mejora rentabilidad media.

Paradójicamente, muchas empresas cotizadas, están suprimiendo los programas de dividendo flexible. Y han comendado desde este año, a abonar los dividendos con retención como se hacía antes y listo. 

Si buscas pretendes vivir de los dividendos de las acciones, evidentemente me dirás que prefieres cobrar en dividendo aunque sea con retención y sin posibilidad de dejar exentos los primeros 1.500€. Pero yo creo que es mejor reinvertir desde un punto de vista de rentabilidad global de la inversión a largo plazo. 

¿Qué te parece la nueva tributación de los dividendos 2017? ¿Crees que se penaliza el reparto de beneficios? ¿Tú qué harías? ¿Cogerías nuevas acciones gratuitas o cobrarías el dividendo con retención en las condiciones actuales?

También te puede interesar:

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Nos machacan por todas partes Jose María. Se centran en las migajas y se dejan escapar los fraudes de bulto.

      Habrá que buscar la manera de exprimir fiscalmente las rentas por otra parte.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. me parece justo, hacienda es un valor de todos y para todos, sean mejores o peores sus formas, el fin es lo que interesa, y de aquí sale todo y para todos

    ResponderEliminar
  3. La exención a los primeros €1,500 de dividendos desapareció hace un par de años, a los efectos de este análisis no es relevante. Nada cambia al respecto desde 2,016, se pagaba todo y se paga por todos los dividendos e nefectivo

    ResponderEliminar
  4. Yo veo que siempre tocan lo que la gente conoce, pero no ponen medios a cazar al que defrauda. Igual que pasa con el IVA. Lo subieron, y el que defrauda que siga con lo suyo. Lástima.

    ResponderEliminar
  5. Lo único interesante es el titular, porque el contenido no aporta nada . Que retienen también los primeros 1500 euros, nada nuevo bajo el sol. Hay que poner a trabajar al personal

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.