¿Qué es la normativa SEPA? Averigua como te afecta



normativa-sepa

Si tienes la suerte de estar trabajando o cobras alguna prestación, es probable que te hayan pedido en tu empresa o desde tu pagador el código IBAN de tu cuenta bancaria. 

Está todo el mundo como loco. Que ¿qué es eso del IBAN? ¿Por qué me piden el código IBAN? ¿De qué va eso de la SEPA y para qué sirve el IBAN?.

Bueno, pues la culpa de todo esto la tiene la normativa SEPA. Que es el acrónimo formado a partir de las iniciales de las palabras inglesas “Single European Payments Area”. En castellano, Zona Única de Pagos en Euros. Que consiste en la creación de unas normas, para regular un mercado único de pagos en euros.

Dicha normativa SEPA afecta a los 27 países miembros de la Unión Europea y otros cinco, que son Liechtestein, Islandia, Noruega, Mónaco y Suiza. 

Y lo que va hacer la normativa SEPA es introducir normas comunes en los sistemas de pago en todos los países adheridos. De forma de que se simplifiquen los procesos y sean iguales en todos los estados miembros. Veamos cómo te afecta todo estos de la nueva normativa de la Zona Única de Pagos en Euros.

La normativa SEPA lleva funcionando desde 2008. Sin embargo hasta la fecha ha convivido con el resto de sistemas de pagos y normativas nacionales propias de cada país. Y la fecha límite para que se implanten como sistema único de pago en las empresas y particulares según el reglamento CE 260/2012, es el 1 de febrero de 2014.

Y claro, hay muchas empresas que aún no han adaptado sus sistemas y procedimientos a la nueva normativa y están a última hora intentando solventarlo. Por eso en algunas empresas le están diciendo a los empleados que como no presenten el IBAN, no van a poderles pagar la nómina. Y claro, eso alarma mucho. 

Resolviendo dudas:

¿Qué es el IBAN?

El código IBAN (International Bank Account Number) no es más que una numeración que sirve para identificar una cuenta bancaria a nivel internacional. Que se creó para poder realizar pagos entre cuentas de bancos de la Unión Europea como si fuesen nacionales y con tarifas similares. 

De forma que el IBAN de tu cuenta, estará formado por 24 dígitos, de los cuales los 20 últimos serán los de tu cuenta bancaria (CCC) de toda la vida que identifican entidad, sucursal, cuenta y los 4 que la preceden los que completan el IBAN. Siendo los primeros los del código de país (En nuestro caso ES) y los dos siguientes de esta serie de 4, dos números de control. Por tanto aunque tengas varias cuentas en una misma entidad, los dos dígitos de control no tienen por qué ser iguales. 

Por este motivo las empresas están a tope con la migración a la normativa SEPA, adoptando sus sistemas. Que no sólo afectan a la forma en la que se emiten y reciben las transferencias en la UE, sino que también tiene repercusión sobre otros medios de pago como las tarjetas y la domiciliación de recibos. 

¿Cómo me afecta la normativa SEPA?

A nivel de pagos con tarjetas, todas las firmas en comercios y establecimientos, van a tener que adaptarse a la autenticación de titular mediante código PIN. Evitando así los fraudes por falsificación de firmas y aumentando la seguridad en los pagos con tarjeta. 

En relación con los recibos domiciliados, se establece un estándar de devolución de los cargos domiciliados de hasta 13 meses para cargos no autorizados y de 8 semanas para poder devolver recibos autorizados.

En relación con las transferencias, la normativa SEPA va a permitir que si por ejemplo te vas a trabajar a un país del Espacio Económico Europeo, pongamos Alemania, tu empresa empleadora no te puede exigir que te abras una cuenta en el país para pagarte la nómina. Ya que operativamente ya no va haber diferencias entre envíos de dinero nacionales o trasfronterizos. 

Y eso también quiere decir que vas a poder trasferir dinero a una cuenta bancaria de otro país de la zona SEPA, por el mismo coste que una nacional, siempre que esta sea inferior a 50.000€.

En general se mejora la agilidad y se simplifica el proceso informático para generar órdenes de pago y sus abonos correspondientes. De forma que sean más seguras y eficaces. 

La normativa SEPA, también está a vueltas con la posibilidad de limitar y unificar las comisiones en los 32 países que desarrollan la iniciativa de la zona única de pagos, para que las comisiones sean iguales en todos ellos. Es decir que si te cobran 0,90€ por sacar en un cajero de otra red en Murcia, te cueste lo mismo hacerlo en un banco de París. Pero ya veremos finalmente como queda la cosa. 

¿Qué te parece? ¿Te ha quedado claro como te afecta la normativa SEPA?

También te puede interesar:

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.