Header Ads

LOS RIESGOS DE INVERTIR EN LA OPV DE BANKIA y BANCA CIVICA

Bankia y Banca Cívica se encuentran en la recta final de sus OPV a escasos días de ser admitidas a negociación en bolsa española. La tormenta financiera que acompaña ambas salidas está lejos de haberse calmado, aún quedan 10 tensos días determinantes para que se culmine su salida.
            Fuentes cercanas a Banca Cívica, aseguran que el tramo minorista ha sido un éxito y que a finales de la semana pasada estaba cubierto con sobredemanda, por lo que probablemente deban prorratear en el reparto de acciones.
Sin duda la presión por la colocación ha sido muy fuerte. Como ya comenté semanas atrás se estaba condicionando la renovación de líneas de descuento, refinanciaciones y depósitos a la solicitud de compra de acciones. Luego no parece raro que a estas alturas hayan cubierto todas las solicitudes. Aunque en las oficinas de Banca Cívica el viernes pasado recibieran un circular interna dónde se les decía a las oficinas que no se admitían más órdenes de compra, los mandatos podrán seguir haciéndose hasta el día 12 como estaba previsto.
La presión es similar en el caso de Bankia, donde algunas oficinas han estado abriendo por las tardes y lo seguirán haciendo la semana que viene para cubrir objetivos.
¿Qué riesgos rodean a las OPV de Bankia y Banca Cívica?
Primeramente comentar que desde mi punto de vista sería muy favorable que los precios de salida se intentasen ajustar a los precios más bajos de la horquilla de valoración. Esto amortiguaría la presión vendedora en caso de estrenarse en una semana con noticias desfavorables para el sector financiero. Vamos con los riesgos.
1.      Test de estrés. Lo resultados se publicaran el viernes 15 de julio. Unos datos negativos sobre la banca española podrían ser muy perjudiciales. Curiosamente ese mismo día termina el plazo para la revocación de mandatos de compra. Quien no lo vea claro podía echarse para atrás el mismo viernes. Aunque lo pone en los folletos de ambas OPV, si alguien ha comprado seguro que no se lo han comentado en las oficinas.
2.      Dependencia casi del 100% al negocio doméstico o nacional. La coyuntura económica en el país es mala y podría deteriorarse más aún. La casi nula diversificación geográfica, hace que ambas entidades sean altamente sensibles a rebajas de calificación del país o tensiones en la deuda soberana, así como sufrir una mayor morosidad por la prolongación de los niveles de desempleo del país. (España en la cuenta de resultados de Banco Santander representa únicamente un 13%)
3.      Elevada exposición al ladrillo en ambos balances. Aunque Bankia hizo “limpieza” traspasando riesgos al “banco malo” aun sigue teniendo como Banca Cívica un elevado riesgo latente en su balance por la depreciación de los activos inmobiliarios. A esto hay que sumar al caso de Banca Cívica que el 70% se su activo está representado por las hipotecas a particulares. La morosidad podría ir en aumento.
4.      Riesgo específico de país. La crisis de deuda parece que va a ser la próxima burbuja y origen de una nueva crisis. Si la situación de los países periféricos no se soluciona o se produce una intervención en España, a Banca Cívica y Bankia les va a dar de lleno.
Y la reflexión mas importante, ¿quién está dispuesto a comprar Bankia o Banca Cívica, cuando se puede entrar en Banco Santander o BBVA a 7,25€ o 7,15€ como hoy se están cotizando? Y añado, y lo que pueden llegar a bajar aun teniendo un negocio bien diversificado geográficamente y con solidez financiera si se pierden los niveles de soporte.

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.