BBK, KUTXA y VITAL, MÁS CERCA de KUTXA BANK | EL NUEVO BANCO VASCO

El pasado 30 de junio los consejos de administración de BBK, Kutxa y Caja Vital, daban su aprobación al reparto de poder de la nueva entidad, que se llamará Kutxa Bank y se espera pueda empezar a operar en enero de2012.
Un capítulo más en la historia interminable sobre la fusión de las cajas vascas, al que aún le queda un difícil episodio por superar. En apenas dos meses, las asambleas deberán decidir la aprobación del proyecto.
Las asambleas de las cajas vascas están compuestas por 100 miembros en el que están representados los poderes políticos de ayuntamientos y diputaciones, los trabajadores a través de los sindicatos y los impositores y grupos de interés a través de otras plataformas. ¿Y ahora qué?.
En lo que se refiere a la asamblea de BBK y Caja Vital, se da por hecho que con los apoyos de PNV, PSE y PP pueda salir  adelante. Sin embargo la asamblea de Kutxa está tremendamente fragmentada lo que hace más complicado que se consiga una votación que ratifique el proyecto de integración.
Quedan hasta septiembre dos meses intensos de negociaciones, especialmente con los sindicatos, donde es necesario principalmente el apoyo de CCOO y otros grupos como Pixkanaka Kaskari. La negociación del convenio es la pieza clave para llegar a un acuerdo. Poco se ha avanzado en este aspecto, donde por el momento lo único que se han puesto de manifiesto son desavenencias entre la dirección y los sindicatos.
Por si fuera poco, a la dividida asamblea de Kutxa, hay que sumar formaciones como Hamaika Bat, EA (ahora integrada en Bildu) y ELA-LAB. Algunas de ellas con una postura firmemente en contra de la integración.
Sería una pena que como en la ocasión anterior, fuera Kutxa el eslabón donde rompiese nuevamente la fusión. Si ahora es complicada la situación en la asamblea de Kutxa, más lo sería en un futuro con la irrupción de Bildu. Bildu, que se ha mostrado claramente en contra de la integración, no entrará en los órganos de representación hasta marzo de 2012. Donde en caso de seguir adelante el proyecto, su presencia quedaría muy diluida.
Creo que sería muy positiva para las tres entidades la consecución del proyecto. Por tratarse de una operación técnica y estratégicamente óptima dado el entorno y la situación económica. Las cajas vascas están y seguirán estando muy comprometidas con sus territorios de origen, pero deben de sumar fuerza y pensar con miras empresariales más altas. No se puede decir que con Kutxa Bank se vaya a perder competitividad, porque realmente las cajas hoy día no compiten entre sí, cooperan.

No hay comentarios

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.