-->

miércoles, 20 de julio de 2011

Widgets

ANÁLISIS TEST de ESTRÉS a la BANCA ESPAÑOLA 2011

Días después de la publicación de los resultados de resistencia de la banca Europea ya podemos analizar en frío la información publicada. A grandes rasgos los resultados han tenido un impacto mucho más débil en los mercados en comparación con el año anterior. En parte porque el mercado los había descontado al filtrarse algunos datos y porque siguen sin ofrecer una imagen transparente acerca de la situación real de la banca.


Desde mi punto de vista parece más una campaña de marketing y lavado de imagen, que test real de viabilidad de nuestro sistema financiero. No olvidemos que la banca es un sistema basado en la confianza. El propio Miguel Ángel Fernández Ordoñez (Presidente del Banco de España), parecía reflejar cierto amargor al comunicar los datos, sabedor de los problemas de fondo que adolecen las entidades financieras españolas.

La primera crítica que lanzo hacia los test de estrés o de resistencia de la banca realizados por la EBA o la European Banking Association, es que el peor de los escenarios a los que se han expuesto las entidades, no han contemplado la amenaza real de impagos en la deuda soberana en los casos de los países periféricos. Situación que aunque sea muy indeseable es mas probable que nunca.


Otro foco de preocupación es el que surge al conocer que algunas de las entidades que figuran como más solventes, entrarán en pérdidas en 2012 como consecuencia de los activos tóxicos según las previsiones. Lo que a su vez implica que entidades en peor posición pero con mejores perspectivas de negocio no tendrán problemas para el próximo ejercicio.
 

El hecho más sangrante de todos está en lo que las ayudas públicas del FROB han evitado y creo que lo que más desazón ha dejado en el seno del Banco de España. Y es que de no ser por las ayudas del Fondo de Reestructuración Bancario otras cuatro entidades españolas no hubiesen superado los test.

Pero el problema no está sólo en España, sino en muchas otras entidades Europeas que deberán asumir parte de la reestructuración de la deuda de países periféricos. Lo que se convierte en una rueda sinfín de países que rescatan bancos y bancos que apoyan rescates a países. Deuda, deuda y más deuda.

Las sucesivas inyecciones y refinanciaciones, no están haciendo otra más que agravar la situación. El problema sobre cómo generar más ingresos se está solventando inyecciones de capital, que no nos engañemos, habrá que pagar en algún momento.

Si bien, quiero ser positivo y creer que llegadas las fechas clave todo se solucionará, al menos por un tiempo. Sin embargo realmente cada vez pienso mas firmemente que de una crisis inmobiliaria mal gestionada vamos a derivar en una crisis de deuda sin precedentes.

2 comentarios :

  1. Me sorprende que estos datos no hayan tenido un impacto en el mercado después de todo los devenires que ha tenido que sufrir la banca española en este último año: guerra al pasivo, la bajada de los tipos de interés de Salgado, las exigencias de los consumidores de productos financieros, las OPVs de las cajas,... después de esto no me sorprendería encontrar a una banca altamente "estresada".

    ResponderEliminar
  2. Lo que realmente tendría impacto en el mercado y sanearía la situación, es que de verdad dejasen "caer" aquellas entidades que lo han echo francamente mal.Vulgarmente dicho "separar las manzanas podridas de las sanas y echarlas a la basura".

    Eso devolvería la confianza a los consumidores, no sería necesario tanto marketing y la guerra por el pasivo terminaría, pues no habría esa necesidad.

    Pero el problema es que se siguen tapando injustamente los agujeros contables de quienes lo han hecho mal y para colmo con dinero público.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.