LA OPV de BANKIA se COMPLICA |NECESITA UN IMPORTANTE DESCUENTO

Bankia, la entidad resultante del proceso de integración entre Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana, Caja Segovia, Caja Rioja y Caja Ávila, está zozobrando en su peregrinar para salir a cotizar a los mercados.
            En la tormenta financiera que nos acompaña en estos momentos, tenemos como elementos de riesgo la posibilidad de default en la deuda Griega. Lo que principalmente está elevando los diferenciales de la deuda española superando los niveles vistos en los peores momentos de las tensiones sobre la deuda de países periféricos de la zona Euro. Esto a su vez está haciendo cotizar a los grandes bancos españoles, BBVA y Banco Santander como auténticos chicharros. Por si fuera poco las noticias que vienen desde el otro lado del atlántico no son nada halagüeñas. La economía americana está perdiendo velocidad y se especula con retrasos en los pagos de su deuda.
            Pero lo que menos me ha gustado, han sido las dudas y la incertidumbre generada tras el fallido intento de salida a bolsa de Atento (filial de Telefónica), que barajaban la posibilidad de retrasar la salida de Bankia hasta octubre. Dado que aplazarlo no garantiza un escenario mejor, finalmente se están haciendo todos los esfuerzos posibles para que sea julio el mes en el que empiecen cotizar. Sin embargo los trámites burocráticos y la información solicitada por la CNMV, están siendo los causantes de las últimas complicaciones.
            Con todo ello el quid de la cuestión está en la valoración que se asigne a las acciones. El mercado no está considerando suficiente, el descuento del 30% planteado inicialmente y está reclamando un 50% o incluso más. Son especialmente los inversores institucionales con quienes se la juegan. Y son estos los que más están apretando y los que exigen un mayor descuento.
            Al inversor minorista se le está empapelando con acciones noche y día y eso que Bankia lo tiene incluso mucho mejor que Banca Cívica, ya que contará con el apoyo de las redes de Santander, Sabadell, Bankinter o Barclays. El pasado 17 de junio, Fernando Restoy, Vicepresidente de al CNMV, echaba un “capote” a las cajas de ahorro que están en proceso de salida a bolsa, diciendo que las acciones que están vendiendo las cajas a los minoristas, son un producto no complejo, perfectamente conocido por los inversores y que no necesitaban un control especial. Algo que me provoca alguna que otra carcajada, ya que las redes tanto de Banca Cívica como de Bankia están haciendo todo lo que pueden y algo más para pasar la patata caliente a sus clientes. Algo que comprendo en parte, pero que no me parece ético y que esté en línea con los intereses de los clientes.
            En definitiva, el precio debe de ser suficientemente bajo, muy bajo, para que se coloque con éxito y la cotización arranque con buen pié sin hacer perder dinero a los inversores en su debut. Acudiría a la OPV, sí y sólo sí la rebaja respecto al valor contable está por debajo del 50% o menos.

Aquí os dejo otras impresiones en la red sobre la OPV de Bankia, de la mano de El Inversor inquieto TV

2 comentarios:

  1. Los fondos se están frotando las manos como buitres esperando la carroñña. http://www.expansion.com/2011/06/23/empresas/banca/1308864837.html

    ResponderEliminar
  2. Creo que la horquilla de precios con que finalmente van a ofertar la OPV es suficientemente atractiva como para asegurarse un "aterrizaje" en los meracdos mas o menos bueno. El entorno tambien ha mejorado mucho y creo que se mantendrá hasta el 20 de julio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.

Con la tecnología de Blogger.