-->
Mostrando entradas con la etiqueta Negociar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Negociar. Mostrar todas las entradas

lunes, 21 de diciembre de 2015

Cómo causar buena impresión para tener éxito en el trabajo y los negocios

como-causar-buena-impresion

Saber cómo causar buena impresión es fundamental para alcanzar tus objetivos, ya sea en tus relaciones en el entorno personal, laboral o de negocios. Y es que el dominio de las habilidades sociales, es clave, cuando tu actividad te obliga constantemente a interactuar con personas desconocidas en tu día a día.

¿Te dedicas al mundo de las ventas? ¿Llevas un negocio de cara al público? ¿Realizas numerosas visitas de trabajo o reuniones de negocio con nuevos clientes potenciales?

Conocer los secretos que nos abren las puertas en las relaciones con los demás en el entorno laboral o de negocios, pueden marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso. Recuerda que como se suele decir, no hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión.

Es sorprendente la velocidad con la que juzgamos o valoramos a una persona cuando la conocemos por primera vez. Seguro que te ha pasado más de una vez. ¿Recuerdas alguna ocasión en la que al poco de presentarte a alguien, ya te has formado una idea de ella? Una imagen mental a la que te anclaras para el resto de la relación o contacto con esa persona. Su apariencia, sus gestos, su forma de hablar, el tono de su voz, etc.

Veamos cuales son algunos de los secretos sobre cómo causar una buena impresión en un primer contacto con un desconocido, dentro de un contexto formal.

lunes, 20 de junio de 2011

COMO NEGOCIAR LAS COMISIONES CON TU BANCO

La competencia en el sector bancario, los bancos online (como ING Direct, Ibanesto, Oficina directa), las campañas de fidelización, etc han permitido que muchos consumidores de servicios financieros  ya no tengan que pagar comisiones por los servicios y transacciones habituales. Al menos de momento.
            Sin embargo todavía hay mucha gente que soporta cada vez más y más altos costes por los servicios bancarios más habituales. La costumbre por trabajar con una misma entidad, la pereza, el compromiso con una persona o entidad, la desconfianza a operar por internet, el miedo a equivocarse cambiando a otra entidad peor, son algunas de las razones que hacen que muchos permanezcan inmóviles ante las comisiones que paga a su banco o caja.
La actitud habitual suele ser de resignación e inacción. A lo sumo de enfado mudo y cuando no, termina en una infructuosa discusión con algún empleado de la entidad.  Otros optan por cambiar silenciosamente de entidad. Pero, ¿Por qué no negociar? Veamos algunas ideas para negociar comisiones con el banco.