-->

lunes, 17 de julio de 2017

Widgets

¿Qué estudiar para trabajar en un banco del futuro?


que-estudiar-para-trabajar-en-un-banco

Leyendo algunas de las noticias que hablan del lento y progresivo recorte de puestos de trabajo en el sector financiero, no parece que los bancos estén dispuestos a contratar y crear muchos puestos de trabajo en los próximos años, al menos a priori.

No obstante, esto no es del todo cierto. Ya que aunque el modelo esté cambiando, se siguen necesitando incorporar jóvenes que aporten frescura y ganas a las estructuras de las organizaciones financieras, para que sigan siendo competitivas.

Es verdad que la experiencia es importante, pero también se precisa juventud y personas en plantilla preparadas con nuevas competencias, que dé continuidad en el negocio y así se eviten los valles de contratación que hubo en los noventa y que está volviendo a ocurrir en la última década de la banca, donde apenas se ha contratado tras un proceso de reestructuración. Dando lugar a un vacío generacional en los recursos humanos de las plantillas.  

Viendo como se está transformando el negocio bancario y como la tecnología está cambiando los hábitos de consumo y los canales de relación clientes-bancos, ¿qué habría que estudiar para trabajar en un banco en el futuro? ¿Qué habilidades se necesitarán? ¿Qué tipo de perfiles necesitará el sector financiero de la próxima década?

Hace poco comentaba con el hijo de un amigo, que es normal que no sepa que estudiar para trabajar en el futuro, porque el 75% de los empleos de los niños que se incorporan a la escuela este mismo año, ni siquiera existen aún. Y que él a punto de acabar la carrera, está justo en el inicio de un proceso de trasformación del mercado laboral que lleva años gestándose. 

Hoy por hoy, con la pinta que tiene el sector financiero y la dirección que lleva su modelo de negocio, le decía que dirigiese formación hacia aquellas áreas nuevas, pero que están marcando tendencia dentro del sector financiero. 

No hay mas que echar un vistazo a las fintech que comen terreno a la banca tradicional o a la trasformación tecnológica que están sufriendo las entidades financieras desde dentro, junto todo el desarrollo normativo y la creación de un amplio marco de control dentro de la actividad financiera. 

Todo lo que tenga que ver con desarrollo de aplicaciones, gestión automatizada, programación, control de gestión, big data, análisis cuantitativo, gestión de riesgos y desarrollo de productos, es el futuro de la banca. Y donde verdaderamente habrá un gran crecimiento. Es verdad que la parte comercial seguirá estando ahí, pero mucho más especializada y focalizada en la parte de valor añadido, que en la parte de servicio. Pero el crecimiento está en otras áreas.

No hay muchos programas formativos que te formen ese tipo de capacidades hoy día, al final, la formación va transformándose un poco más lento de lo que lo hacen las necesidades que tiene la empresa. 

Y por esa razón, los pocos programas de postgrados que hay en la actualidad son casi algo exclusivo y único, que añaden una gran ventaja competitiva en el mercado laboral actual a quien lo cursa. 

Por eso le decía que buscase un master en banca y finanzas cuantitativas, porque ahí, es donde iba a poder encontrar ese plus que le permitiese adquirir los conocimientos necesarios que necesitará para trabajar en la banca del futuro

Muchas veces estas necesidades se están cubriendo desde la propia empresa internamente, con un proceso de formación informal a base de práctica, con personal con una preparación desfasada, difusa o que en todo caso se ha actualizado con certificaciones profesionales como la de Financial Risk Manager - FRM o la de Gestión de riesgos de entidades aseguradoras - GREA o expertos en Solvencia II. 

De entre las pocas titulaciones que se ofertan, destaca el master en finanzas cuantitativas de la Universidad de Alcalá. Que básicamente se ha diseñado para dar respuesta de forma global a esa ingeniería financiera que se está desarrollando en la banca del futuro. Y que precisa de personal formado en herramientas cuantitativas y computacionales, que sean capaces de manejar toda esa recopilación de datos que se dice será el oro del siglo XXI para las empresas.

Por lo tanto, yo diría que si no sabes que estudiar para trabajar en un banco en el futuro, apuestes claramente por un master en finanzas cuantitativas. Que además es una formación que está abierta a un amplio espectro de perfiles, por su procedencia académica. No sólo es algo pensado para economistas o licenciados en ADE, también está dirigido a ingenieros, matemáticos, físicos u otros estudiantes con buenas capacidades en cálculo y que quieran dar otro enfoque a su carrera profesional.

Lo bueno que he visto del programa que ofrece la Universidad de Alcalá es que tiene un formato, que es compatible con quien trabaja o quiere compatibilizar su formación con la experiencia profesional, ya que es semipresencial o totalmente online. 

Quizá la duda, sea pensar si de verdad estás preparado para convertirte en un ingeniero financiero cuantitativo, ya que como todo lo novedoso, asusta y da un poco de miedo. 

Sin lugar a dudas, lo que hay que estudiar para trabajar en un banco en el futuro, es una especialización que resuelva a los problemas a los que se está enfrentando a actualmente el sector financiero. Y por eso si se te dan bien las matemáticas y la estadística, tienes un perfil analítico idóneo para juzgar bases de datos, tienes un amplio conocimiento financiero y quieres desarrollar tus habilidades de programación, tienes lo que necesita el sector financiero del futuro y con un master en ingeniería financiera y métodos cuantitativos, podrás perfeccionar de manera integral todas esas áreas en muy poco tiempo.  

También te puede interesar:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Participa en la conversación y déjame un comentario.