-->

lunes, 23 de mayo de 2016

Widgets

¿Por qué es más fácil invertir en CFDs?



invertir-en-cfds

Si inviertes en bolsa, pero nunca has probado los CFDs, no conoces una de las mejores formas para ganar dinero con los mercados. 

Los contratos por diferencias o en sus siglas en inglés CFDs (Contracts for difference), son instrumentos de inversión, que permiten participar de los movimientos de un activo subyacente sin necesidad de tener su propiedad. 

Se puede invertir en CFDs sobre todo tipo de activos como, acciones, divisas, mercados, materias primas etc. Al ser un mercado over the counter, se ha creado un sinfín de variedades de contratos por diferencias, en el que las partes de esas transacciones toman posiciones opuestas. Y generan ganancias o pérdidas al liquidar el valor real del subyacente respecto del precio al que se invirtió, sin intercambiar realmente ningún tipo de activo como ocurre en otros mercados.  

Dicho así puede parecer muy complicado y aunque es verdad que tiene su complejidad, como verás más adelante es bastante sencillo. Vamos a ver cómo invertir en CFDs y qué ventajas tiene. 

A priori el mercado de CFDs ofrece unas  oportunidades de ganancia y pérdida, parecidas a las del mercado de acciones. Pero los contratos de diferencias, tienen ciertas particularidades que te permiten invertir con cierta ventaja sobre las acciones.

Lo primera diferencia fundamental, es la posibilidad de invertir en CFDs con apalancamiento. Es decir, puedes tomar posiciones por importes elevados con poco dinero. Por ejemplo puedes invertir 10.000€ en un CFD sobre petróleo y tomar una posición de 100.000€. Con lo que cada movimiento de un 1% amplifica en una dirección u otra el resultado de la inversión. 


Al invertir en CFDs también puedes hacerlo a través de ventas en corto. Es decir vendiendo un activo que no posees, con la expectativa de que caerá de precio y así recomprarlo posteriormente más barato y obtener la diferencia entre el precio de venta y recompra. 

También puedes utilizar los CFDs para cubrir tu cartera de acciones, ante riesgos de caída de los mercados. Al igual que harías con derivados u opciones, puedes proteger tus posiciones largas al contado, invirtiendo en contratos por diferencias a la baja y por muy poco dinero. 

Lo que ocurre es que a diferencia de lo que pasa con futuros y opciones, con los CFDs no te tienes que preocupar de las fechas de vencimiento, porque no las tienen. Así que no tienes necesidad de hacer un roll over con tu cobertura como te pasaría con otros instrumentos financieros. 

Las comisiones por invertir con CFDs son bastante bajas en relación con la compraventa de acciones. Lo que le proporciona un gran atractivo, especialmente si te dedicas a hacer trading o al menos eres un inversor muy activo. 

Tiene el inconveniente de que puede requerir garantías adicionales, si se mantienen posiciones apalancadas mucho tiempo. Realmente la naturaleza de los contratos por diferencias, está mas bien pensada para las operaciones a corto plazo. Aunque no hay ningún inconveniente en invertir a largo plazo, estos productos sintéticos no están pensados para comprar y mantener en cartera. 

Invertir en CFDs requiere poder dedicarle tiempo a vigilar tu inversión y además hay que entender muy bien sus funcionamiento, ya que aunque aparentemente no presentan más riesgo que unas simples acciones, pueden generar pérdidas importantes en poco tiempo al poder apalancarse hasta veinte veces la inversión.

Para poder operar con contratos por diferencias tienes que buscar un bróker especializado. Hay muchos intermediarios financieros a través de los cuales puedes invertir con CFDs. Sociedades de valores tradicionales como Auriga o  mas novedosas como De Giro, permiten operar con este tipo de instrumentos financieros. Muchos de ellos te ofrecen formación para entender como funciona el mercado de CFDs. Si quieres saber más visita inversiones de CFD en Avatrade.es o directamente en la página de CNMV.

Como ves los contratos por diferencias, no son mas que otra herramienta con la que poder rentabilizar tus ahorros o proteger tus inversiones, implementando estrategias de coberturas. Al menos no está demás que lo conozcas. Y todo ello sin necesidad de tener directamente el subyacente y operando con comisiones muy ajustadas.

También te puede interesar:

2 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Hola Jose María.

      Básicamente es mas fácil invertir cen CFDs, porque puedes operar con menos importe y construir carteras diversificadas con mucho menos dinero con comisiones por operación mas bajas. Luego además está la posibilidad de invertir en las dos direcciones del mercado. Y de ese modo si es preciso, puedes cubrir la cartera e invertir con mas seguridad.

      No obstante no niego que este mercado requiere ciertos conocimientos técnico sobre CFDs ya que está mas profesionalizado.

      Un saludo.

      Eliminar

Participa en la conversación y déjame un comentario.